Los comercios reabrían el lunes en la ciudad china epicentro del brote de coronavirus, aunque todavía escaseaban los clientes. Las autoridades habían empezado a levantar las restricciones impuestas contra el virus, que mantuvieron a decenas de millones de personas en sus casas durante dos meses.

También ayudó la prevención: las operaciones han sido dirigidas por el Centro Nacional de Comando de Salud, un órgano creado en el 2003 tras la epidemia del SARS y que conecta a todos los ministerios. Desde ahí, se han dictado 124 medidas , desde el seguimiento de infectados al racionamiento y fijación de precios de las mascarillas.

Abrir chat